Deja de competir por precio en tres sencillos pasos

¿Quieres dejar de competir por precio en el mercado de los artículos personalizados?

Seguramente percibes esta estrategia como la apuesta más segura, sin embargo también es la más inestable, ya que siempre va a haber alguien que pueda mejorar el precio. Esto tiene consecuencias negativas a largo plazo, ya que se abarata el mercado y los clientes cada vez estarán más dispuestos a pagar menos.


Sabemos que estás pensando, ¿qué otra estrategia se puede implementar para evitar competir por precio? Para eso es este artículo, aquí te diremos las estrategias que tienes que aplicar para evitar caer en la competencia por precio que suele tener más puntos en contra que a favor, no solo para tu negocio, sino también para el mercado de los artículos personalizados.


Cuando sí competir por precio

Sí se puede ser el competidor más barato en el mercado y también ser exitoso. No es que esté peleada una cosa con la otra, pero para lograrlo tuvieron que robustecer su logística y hacer más rentable toda su cadena de suministros, que si bien es un know how muy difícil de igualar, el consumidor no estará fidelizado, solo estará esperando que llegue otro más barato.

Competir por precio puede ser atractivo en mercados industrializados, en los que se produce en masa y normalmente se tienen contratos con otras empresas para manufacturar productos finales o con gobiernos, aquí los indicadores cruciales son el precio y el tiempo de entrega. 

Ahora, queremos que pienses como consumidor, ¿Cuándo fue la última vez que fuiste por un refresco de cola y compraste el más barato del anaquel? ¿Por qué siempre eliges el de la marca líder y no el más barato? las respuestas son muy variadas y cada quien tendrá un punto de vista, lo que te queremos explicar es que en productos para consumidor final, los más atractivos no son los más baratos. 

En el mercado de los artículos personalizados, nuestra recomendación es que no te diferencies por ser el más barato, ya que muchas veces un precio inferior en el mercado está directamente relacionado con la baja calidad del producto, aunque en ocasiones no sea así. 

Identifica tu segmento de mercado

Es mentira que todas las personas pueden ser tus clientes y es algo que a menudo los emprendedores suelen decir, pero tranquilo no está mal que lo creas, cuando se inicia un negocio queremos que todos nos compren. Pero conforme va pasando el tiempo y vas identificando tus ventajas competitivas también debes de identificar el segmento del mercado al que debes dirigirte.

Por ejemplo, si un diferenciador de tu negocio de sublimación es la capacidad instalada para hacer productos personalizados, tu segmento de mercado podrían ser las empresas que mandan a hacer productos promocionales

Establece un precio alineado con tu segmento

Una vez que tienes bien identificado tu segmento de mercado, es hora de crear tu estrategia de precio y este se debe alinear perfectamente a tu segmento de mercado. Además debes de saber que el precio es un elemento fundamental de posicionamiento y no es recomendable confundir a los clientes en el afán de generar más ventas. 

Si cuentas con una propuesta con grandes diferenciales, para cierto segmento de clientes, el precio nunca debería ser bajo. Te recomendamos llevar a cabo investigaciones en las que indagues en los precios de tus competidores directos e indirectos, así como en las ventajas competitivas que ofrecen, esto te ayudará a tener una visión clara y sustentada de tu lugar como competidor en el mercado de artículos personalizados.

Genera estrategias de comunicación claras

Seguramente te ha pasado que entras a comer a un restaurante que pensabas que es muy caro y te das cuenta que no es así o viceversa entras a comer y cuando pagas te das cuenta que es más de lo que esperabas. En ambos casos las estrategias de comunicación están mal diseñadas y están generando pérdidas, en el primer caso, seguramente muchos comensales no entraron al restaurante pensando que era caro y en el segundo, aunque entraron, es muy probable que no vuelvan, puesto que existe una percepción “pagué más de lo que valía” la recomendación general es que la comunicación esté creada para tu segmento de mercado, con un mensaje claro y que transmita exactamente Para lograrlo, el primer paso es establecer tus objetivos de comunicación, que serán el eje rector que dirigirán tu campaña, posteriormente deberás crear el mensaje y este deberá ser tan persuasivo como informativo, además deberás elegir los medios por los que vas a dirigir este mensaje y por último deberás monitorear los resultados.


Ahora tienes tres estrategias para que nunca vuelvas a competir por precio lo que no solo te generará márgenes más altos de utilidad, sino que irás teniendo un lugar en la mente del consumidor y podrás ser el el proveedor de confianza entre las personas del segmento de mercado al que te diriges. 

¿Te ayudó la información de este blog? Guárdalo y entra a leerlo cada vez que lo necesites, en Sublicenter queremos que tu negocio de sublimación crezca y se fortalezca siempre. 


Older Post Newer Post

Newsletter